Cerrando un círculo

Hoy en cierta manera vuelvo a cerrar un círculo, vuelvo a la cuestión de valores humanos, estas vez desde la IA. No he terminado mi exploración de los diferentes temas que forman parte de ese pequeño universo dentro de la evolución de las nuevas tecnologías y esta sociedad de datos, pero sí en cierta manera me parece un hito al que estoy llegando en ese proceso. Porque hay una palabra que se repite, una palabra que está asociada al desarrollo de la IA, y a la condición humana, que es la palabra ética. Recuerdo mis clases de ética en el instituto, y el libro Ética para Amador y cómo disfrutaba de esas indagaciones. Pero me he ido alejando de este concepto, como de tantos otros, que considero que no nos sirven a nivel humano para definirnos ni para ser compasivos con lo que significa ser humanos.

Ética y moral, valores humanos, dignidad humana, empatía, respeto, solidaridad, … todos esos son conceptos que he visto en acción, pero con interpretaciones diferentes a las mías y que me han hecho tanto dudar de mi propia concepción como cuestionar la concepción de las personas que me rodean. Y he ido acercándome a palabras que para mí reflejan mejor la complejidad de estos conceptos, o constructos, como dilemas, paradojas, tensiones, cosmovisión, esquemas mentales.

Considero que hablar de ética en cualquier contexto o ámbito conlleva una profunda autoreflexión que no solemos llevar a cabo. Es muy difícil cuestionarse a una misma su propia moralidad, es difícil mirarse con unas lentes que implican que podamos descubrir que tenemos algo inconsistente en nuestro comportamiento que nos descubra rasgos de “malas personas”, porque en cierta manera ser “buenas personas” está asociado a sobrevivir en sociedad.

Otros conceptos que también están relacionados con estas cuestiones para mí son poder, control y libertad. Hace unas semanas leí varios artículos sobre la reactancia, un constructo psicológico, y cómo funciona en contextos de tomar decisiones sobre alimentación vegana o vegetariana. Por otro lado, el informe Life Trends 2023 de Accenture empieza con el título de Control y Poder.

Nuestra realidad es compleja, o caótica que suelo decir a menudo. No considero que hay una ausencia de ética o moral en nuestras vidas o en cualquier ámbito, sí que considero que falta una conversación más transparente alrededor de nuestra moralidad personal, nuestras suposiciones de lo que significa ser ético, moral o incluso empático y respetuoso para construir marcos de comprensión comunes a la vez que compasivos con lo que significa ser humana/os.

No podremos construir una inteligencia artificial humana si evitamos estas cuestiones, tener en cuenta y abordar los dilemas éticos que van apareciendo e incluirlos en nuestras conversaciones, acciones, actividades y el desarrollo de nuevas tecnologías es una parte esencial del procesos – aunque podamos encontramos en situaciones en los que abordar estos temas nos duela, porque puede que esto signifique reevaluarnos a nosotra/os misma/os.  

Fuentes que me han inspirado últimamente:

Imagen destacada: https://miro.medium.com/v2/resize:fit:1400/format:webp/1*fpmWsIFOXG3lCVxMCqp2mw.png

Cuerpo sano en Mente sana

Como ya publiqué, el día 2 de diciembre mi entrenadora personal, Emma Segovia, y yo os invitamos a explorar de forma activa la conexión profunda entre el cuerpo y la mente, y cómo aprovechar esta relación para mejorar nuestro bienestar general.

Empecé a entrenar con Emma hace año y medio, tras escuchar a una amiga que entrenaba con ella. Lo que ya vislumbré en aquel momento era que su metodología me iba a poder ayudar a entender mejor mi cuerpo, descubrir esas molestas tensiones y cómo eliminarlas de manera activa. El fin último sin duda era mejorar la postura, integrar nuevos hábitos en mi rutina y construir un cuerpo sano a través del entrenamiento y lo que aprendiera en las sesiones.

Pero cada vez me llevaba más. Más comprensión de mi cuerpo, de mis hábitos y de cómo mi mente a veces me ayudaba y otras me entorpecía a la hora de avanzar en ese camino de mejora. Así que le propuse combinar nuestros conocimientos en este taller.

Este taller es tanto teórico como práctico, lo que significa que no sólo compartiremos conceptos y conocimiento, sino que sobre todo queremos que los vivas y los explores de manera práctica a través de las ocho horas que hemos programado.

Veamos un poco qué conocimiento se combina y qué cuestiones abordaremos.

Cuerpo sano

Emma lo explica muy bien en su blog:

El objetivo último con nuestro cuerpo, sin duda es gozar de una buena
salud y para ello no podemos olvidar el “mens sana in corpore sano”.
Es por ello, que en el tratamiento de la complejidad de nuestro cuerpo, a
niveles físicos, y fisiológicos, sin olvidar otros condicionantes, requiere
una cariñosa dedicación, para adquirir niveles de entrenamiento físico y
control de nuestras emociones, que son parte de nuestros procesos
fisiológicos, variaciones hormonales, alimentación y otros factores,
porque somos parte de un todo y no somos nada por separado.
Volvemos ineludiblemente al concepto integral de la persona, teniendo en cuenta multitud de factores para sentirnos FIT, empezando tal vez
por la búsqueda de este equilibrio y punto de partida, desde la postura,
con la que lograr el bienestar.

Ahora bien, si alguna vez habéis iniciado ese camino hacia el bienestar, sabréis que tiene muchos componentes y matices. Una de las partes que más me emocionó de la metodología de Emma es que integra rigor científico desde el principio a través del ánalisis de la postura (aquí más información sobre investigaciones realizadas por una de las aplicaciones que usa Emma https://www.postureanalysis.com/posturescreen-research-reliability-and-utility/).

Aquí el ejemplo de la vista anterior de dos de los análisis que me hizo a mí en junio de 2022 y marzo de 2023 respectivamente. Todo ello con una rista de números para entender mejor los desplazamientos posturales que aquí se ven gracias a las líneas rojas… y a que a primera vista parece que esté todo en orden…

Entrenamiento físico

Emma tiene un sinfín de conocimiento, gracias a su trayectoria profesional y a sus incansables ganas de aprender. Todo ese conocimiento lo combina a la hora del entrenamiento. En sus sesiones se centra 100%, bueno, 200% podría decir incluso, en mí, en mis movimientos, desplazamientos posturales y se ingenia mil ejercicios para corregir fallos estructurales y musculares. En su instagram podéis ver algunos de esos ejercicios, como este.

Este vídeo es un buen ejemplo de la complejidad de la metodología de Emma, si asistís al taller, no llegaremos a esos niveles, pero sin duda os llevaréis una buena introducción sobre cadenas musculares.

Alimentación saludable

Un cuerpo sano no puede existir sin alimentación saludable. La teoría nos la sabemos, la práctica es otro cantar. A los 16 años me diagnosticaron colitis ulcerosa y desde entonces he ido explorando la mejor alimentación para mí. Que no tiene que ser la mejor alimentación para otras personas, hay muchos matices a tener en cuenta, pero al menos queremos compartir en el taller lo que se sabe, lo que sabemos Emma y yo y descubrir con las personas que asistan sus necesidades, sus sensaciones y las pautas que les puedan ayudar a seguir una alimentación más saludable.

Para ello, nos inspiramos en muchas fuentes, pero quería compartir dos de ellas. Una es una serie de libros con información muy valiosa de las características de los alimentos que ingerimos y cómo diferentes platos e ingredientes nos pueden ayudar a mejorar aspectos de nuestra salud, por ejemplo, el libro «Eat yourself happy» contiene recetas enfocadas a la felicidad.

Por otro lado, esta es la cosecha de una finca regenerativa en Denia donde se cuida mucho el producto así como muchos otros elementos que entienden la agricultura como un todo que cuida el suelo, a las personas y la economía local.

Mente sana

La exploración de la mente se puede abordar desde diferentes ángulos y para este taller nos lo planteamos, por un lado, desde esa conexión con el cuerpo, con ejercicios de propio- e interocepción para fortalecerla y, por otro, ofreciendo una visión del estrés que integra cuerpo y mente y cómo desde la cognición podemos hacer ajustes.

Una de las cuestiones que Emma y yo hablamos mucho es la cuestión de la readaptación, el reaprendizaje y el reajuste. En esa misma línea, van los conceptos desadaptación, desaprendizaje y desajuste, e incluso simplemente adaptación, aprendizaje y ajuste.

El estrés en su esencia es un proceso adaptativo para garantizar nuestra supervivencia. Nos ayuda a reaccionar a las exigencias de situaciones amenazantes del entorno, pero cuando se produce de forma continuada o con respuestas desproporcionadas ante ciertas situaciones, se convierte en un proceso desadaptativo y perjudicial para la salud, como muestra la siguiente infografía.

https://www.sportlife.es/vida-sana/asi-actua-estres-cerebro-cuerpo_201486_102.html

Algunas de las pautas que compartiré vienen de la inspiración de dos manuales de uno de mis profesores en la Universitat Oberta de Catalunya, Diego Redolar Ripoll, El cerebro estresado y Fundamentos de Psicobiología, y de las enseñanzas e investigaciones llevadas a cabo en el Instituto Kaivalyadhama .

Hábitos saludables

Somos conscientes de que integrar hábitos saludables es un ejercicio que va mucho más allá de las ocho horas que podamos compartir con vosotra/os, y por ello hemos elaborado un cuaderno que esperamos os ayudará a seguir dando pasos hacia un cuerpo y una mente más sanos y fuertes. Sabemos que para ello es necesario implementar rutinas, pero también reconocer y celebrar avances.

Nuevamente, nos inspiramos en el conocimiento y la investigación de otras personas e instituciones. En este caso, en el año 2020 realicé un curso sobre la ciencia del bienestar ofrecido por la profesora Laurie Santos de Yale que incluía diversas pautas para integrar hábitos para el bienestar en nuestras vidas.

La Villa Kharisma

Y, por último, pero no menos importante, dónde vamos a llevar a cabo este taller. El sitio acompañará sin duda en esa exploración y el viaje de descubrimiento.

Se trata de la Villa Kharisma en Albir, un espacio único ubicado en el Mediterráneo. Cada rincón está cuidado con mucho mimo y lleno de pequeños detalles para experimentar el exotismo de Bali. Cuenta con piscina, jardines, pagoda, salón y porche. Además de 3 habitaciones para alojarse allí.

Dadas las dimensiones del espacio en el que realizaremos el taller sólo podremos aceptar la participación de 8 personas, que ayudará a que Emma y yo os prestemos toda la atención que os merecéis y además esperamos aprender de cada persona que asista.

¡Esperamos verte el día 2 de diciembre!

Taller Cuerpo sano en Mente sana

Taller teórico-práctico para entender la mente a través del cuerpo, de la mano de Emma Segovia y Anke Schwind.

Os invitamos a explorar de forma activa la conexión profunda entre el cuerpo y la mente, y cómo aprovechar esta relación para mejorar nuestro bienestar general.

Este taller es tanto teórico como práctico, lo que significa que no sólo aprenderás sobre estos conceptos, sino que también tendrás la oportunidad de ponerlos en práctica. Llevaremos a cabo una serie de actividades que incluyen el ejercicio físico, la gestión del estrés, la alimentación y la relajación para aprender a mejorar nuestro estado de salud corporal y mental.

Te guiaremos a través de este taller diseñadopara ayudarte a incorporar estos conceptos en tu vida diaria.

Así que, si quieres embarcarte en un viaje hacia un cuerpo y una mente más sanos y fuertes, ¡únete a nosotras en este emocionante taller! ¡Esperamos verte pronto!

Plazas limitadas: máximo 8 personas

Precio: 100 €

Día 2 de diciembre de 2023, de 10 a 18 horas

En Kharisma, Albir / Alicante

Incluye:

  • Análisis de la postura
  • Entrenamiento físico
  • Herramientas prácticas para afrontar el estrés
  • Cuaderno para crear hábitos
    + Comida

Vuestras anfitrionas

Emma Segovia

Entrenadora personal

Antes de nada, mujer en esencia, apasionada en el ámbito del movimiento en armonía, entendiendo el cuerpo en equilibrio y buscando en cada sesión el entrenamiento a través del ejercicio CON-sentido.

Kharisma

Villa de Bed & Breakfast

Un espacio único ubicado en el Mediterráneo. Cada rincón está cuidado con mucho mimo y lleno de pequeños detalles para experimentar el exotismo de Bali. Cuenta con piscina, jardines, pagoda, salón y porche.

Anke Schwind

Facilitadora y Formadora

Mente inquieta con la elevadísima misión de co-crear un mundo global humano que aterriza en itinerarios de auto-conocimiento, exploración del mundo que nos rodea y activación de la inteligencia colectiva.

Una experiencia única

Introducción al Equilibrio Postural

El equilibrio postural es la base para una vida saludable y activa. Aprenderemos técnicas para mejorar nuestra postura y cómo esto impacta positivamente en nuestra salud.


La Mente: Nuestro Poderoso Aliado

Una mente equilibrada puede transformar nuestra actitud ante la vida y el estrés. Practicaremos ejercicios de propio- e interocepción para fortalecer la conexión cuerpo-mente.

Bienestar Integral: Corpore sano en Mens sana

Actividades prácticas para el equilibrio postural y mental y pautas para integrar hábitos que promuevan un estilo de vida equilibrado y pleno.

¿Repetir o repensar?

Sudán Sur Last places

Y aquí estamos de nuevo… o seguimos. Acabo de recibir una llamada de Acnur a los que apoyo con aportaciones mensuales para ayudar a los refugiados y el mensaje de nuevo era el de pedir apoyo para Sudán.

Sudán y Sudán del Sur, esos curiosos países por los que me empecé a interesar, desde la distancia, hace unos años y que incluí en un taller sobre desarrollo sostenible, no por las guerras que lleva viviendo desde hace años, sino por invitar a los participantes a relacionar información sobre la elevada tasa de mortalidad materna y esas imágenes de una de sus tribus, los mundari, que, desde lejos, parecen idílicas.

Sin duda, no es el conflicto armado que más presente tenemos ahora mismo, pero conviene recordarlo también.

Y, por otro lado, ayer me llegó el libro sobre un personaje histórico español que yo desconocía, pero con cuyo nieto estoy en contacto gracias a su proyecto de agricultura regenerativa. Antonio, así se llama el nieto de Manuel Hedilla, ha escrito el prólogo al libro escrito por su padre sobre, a su vez, su padre. He leído el prólogo, no me ha dado tiempo a más. Y me di cuenta de algo que había estado presente en mi mente, pero a lo que aún no había sido capaz de ponerle un marco más concreto.

Fue gracias a las líneas del prólogo en el que Antonio reflexiona sobre ese abuelo que no conoció y que jugó un papel interesante en una época histórica de España de la que a mí me falta no solo información, sino también historias familiares y personales. Por mi sangre corren otros horrores/errores. Abuelos y bisabuelos que lucharon en dos guerras mundiales en las que fue crucial el papel del país cuya nacionalidad sigo manteniendo, a pesar de considerarme española de corazón y ciudadana del mundo. Historias familiares que nunca se hablaron, pero cuyo trauma siempre ha estado presente en la vida de mis padres y en la mía. Abuelos, abuelas, bisabuelos y bisabuelas que yo sí conocí, pero a estas alturas de la vida, sé que sólo fue de forma superficial. Documentales sobre la historia a través de los que intento hacerme una idea de lo que vivieron y cómo eso se ha manifestado posteriormente en su vida.

Así que el libro sobre Manuel Hedilla abre para mí una nueva perspectiva a una historia que no es mía, pero que en cierta manera replica tintes y matices de la historia de los siglos XX y XXI y con los que seguimos lidiando, a los que seguimos intentando dar sentido, y errores/horrores que quiero pensar que nadie quiere repetir. Ahora bien, también sé que la opción de repensar es un ejercicio arduo, pero que considero que vale la pena, cada día un poquito más.

¿Repetimos o repensamos? ¿Mantenemos bandos o construimos puentes?

Imagen destacada: https://lastplaces.com/wp-content/uploads/2022/12/LP_cattlecamp_mundari_southsudan_12.jpg

Los retos del NASA Space Apps Challenge encuadrados en los sistemas terrestre y solar

Sabía que me faltaba darle una vuelta de tuerca a los retos del hackathon de la NASA Space Apps Challenge y así mi cabeza ha estado ocupada estos días en intentar darle forma. Quería encuadrarlos en un marco más amplio y al final la respuesta, por ahora, me ha venido de dos esquemas que suelo usar como referencias cuando intento darle sentido al mundo físico que nos rodea.

Por un lado, una revisión del modelo conceptual de las Ciencias del sistema terrestre, inspirado por diagrama del Comité Bretherton de la NASA de 1986, propuesto por Steffen, W., Richardson, K., Rockström, J. et al. en The emergence and evolution of Earth System Science (https://www.nature.com/articles/s43017-019-0005-6) y por otro lado, el diagrama del Proyecto Entendiendo el cambio global de la Universidad UC Berkeley (https://ugc.berkeley.edu/what-is-global-change/infographic/) que se ha desarrollado como recurso educativo para un público más joven.

Al ver los retos del hackathon buscaba agruparlos de otra manera, algo que ya hice en el post anterior en relación con la finalidad y los resultados que se esperan conseguir a través del hackathon, y en esta ocasión los he encuadrado en los dos grandes sistemas de los que se ocupan: el sistema terrestre y el sistema solar, que concreta la clasificación anterior que hice con respecto a la diferencia entre la vida en la Tierra y la vida en el espacio.

En este esquema más sencillo se distinguen cuatro grandes sistemas de nuestro planeta Tierra: la biósfera, la geósfera, la hidrósfera y la atmósfera.

Y en el diagrama más completo se pueden ver los diferentes fenómenos que forman parte de cada sistema y una ligera aproximación a ciertos intercambios entre los sistemas, representados por las flechas.

Uso los diagramas en español. En la web, está este mismo diagrama en inglés y además es interactivo para poder indagar más en cada sistema y los fenómenos (https://ugc.berkeley.edu/what-is-global-change/infographic/)

En el modelo de la Ciencia de los sistemas terrestres se distinguen tres grandes sistemas: la geósfera, la biósfera y la antropósfera (que en el diagrama de la UC Berkeley tiene cierta correlación con los factores humanos que aparecen en el círculo rojo exterior).

A su vez hay flechas entre estos sistemas en cuanto a intercambios en los sistemas físicos, pero incluye además flechas, en un tono pastel, de feedback psico-sociales.

Ahora bien, ambos son aproximaciones a este sistema terrestre y el sistema solar aparece de soslayo. En el esquema de UC Berkeley, abajo a la izquierda en factores no humanos y en el esquema de la ciencia del sistema terrestre, arriba a la izquierda en el círculo rojo etiquetado con Sun.

Clasificación 2.1 y mapa mental

Esa vuelta de tuerca a la clasificación 2.0 ha dado lugar a un mapa mental que incluyo al final del post. A continuación os explico, qué categorías hay y su relación con los diagramas anteriores.

El lema de este hackathon, en colaboración con Transform to Open Science (TOPS) https://nasa.github.io/Transform-to-Open-Science/ de la NASA, es «Exploremos juntos la ciencia abierta», así que he creado una categoría especialmente para este lema y englobo en él tres retos representativos que aparecen abajo en el mapa, en naranja:

  • Un marketplace para proyectos de ciencia abierta
  • Odisea de la Ciencia Abierta: ¿puedes medir el impacto de la ciencia abierta?
  • ¡Storytelling de la Ciencia Abierta!

Sistema terrestre

Dentro del sistema terrestre, en primer lugar, en amarillo, hay un reto que no hace referencia específica a los subsistemas:

  • Crear una obra de SARte (Arte utilizando el Radar de Apertura Sintética)

A continuación he asignado los demás retos y los fenómenos a las cuatro grandes categorías que aparecen en el diagrama de UC Berkeley.

Biósfera (en verde)

  • Explorar un foco de biodiversidad con espectroscopia de imágenes
  • La NASA en tu barrio
  • Gestión de incendios: más oportunidades para una gestión comunitaria de incendios
  • GeoIA Reimaginada: Aplicaciones transformadoras y diversificadas para las ciencias de la Tierra gracias a modelos fundacionales

Nota aclaratoria con respecto a la representación en el mapa mental: Algunos de los anteriores son limítrofes con la geósfera y la atmósfera o incluso una representación del sistema terrestre a pequeña escala, por lo que llevan un borde en otro color.

Geósfera (en marrón)

  • Conviértete en geólogo espacial

Hidrósfera (en azul)

  • Jardines oceánicos
  • Todo comienza con el agua
  • ¿Qué pasa en el agua?

Atmósfera (en rosa)

  • El EMIT abre las puertas al futuro
  • Se buscan VISION-arios para ampliar el horizonte de los datos de observación de la Tierra de la Estación Espacial Internacional

Sistema solar

Vídeo de la ESA: Europa en el sistema solar

El color morado nos indica que se trata de retos englobados en el sistema solar, pero habrá matices según las subcategorías que veréis a continuación. Algunos retos se relacionan aún con fenómenos del sistema terrestre y otros, con diferentes tonos morados, sólo ocurren en el espacio.

Empezamos, a la derecha del mapa mental, con retos de biología espacial dado que es un tema limítrofe al investigar cómo los organismos vivos pueden vivir en el espacio.:

  • Creación de un «model zoo» de biología espacial
  • Gemelos digitales de biología espacial: Modelado de gusanos en el espacio

De la clasificación del post anterior, a saber, vida en la Tierra y vida en el espacio, hay 4 retos que comparten estas dos categorías, por lo que en el mapa mental aparecen cerca del sistema terrestre. Se trata de retos que se centran en fenómenos que ocurren en el espacio pero con repercusiones sobre la vida en la Tierra:

  • Eclipses: La perspectiva lo es todo
  • Desarrollar el oráculo del DSCOVR
  • Reconexión magnética
  • ¡Celebra el Gran Año Helio con alegría, curiosidad y ciencia!

Seguimos con otros dos fenómenos que ocurren en el espacio:

  • Inmersión en los sonidos del espacio
  • ¡Haz un mapa 2.0 de seísmos lunares!

Y muy cerca de estos, los retos sobre misiones espaciales:

  • Artemis II y tú
  • STAR: Revolucionar los estándares técnicos con IA
  • Visualiza una misión espacial con realidad virtual

Los retos que para mí más se alejan de la vida en la Tierra están orbitando en el espacio exterior del mapa mental:

  • Ciudad de Titán, 3023
  • Oficina de Turismo Planetario
  • Exoplanetas habitables: La creación de mundos más allá del nuestro
  • Organiza una fiesta para celebrar el viaje de la NASA a un mundo de metal

Broche final

No sé si a estas alturas ya os habéis dado cuenta de qué pie cojeo o, si tenéis una memoria prodigiosa, habréis detectado que faltan dos retos por mencionar. Pues sí, falta el reto Crea tu propio reto que no vais a encontrar el mapa mental porque veo tantas posibilidades de combinar retos y encuadrar un reto propio en uno de los anteriores que me lo he cargado. De hecho, os invito a pensar en cómo relacionar estos retos a vuestra manera, al estilo “ya que” nos ponemos a solucionar un reto, por qué no abordar dos o tres al mismo tiempo.

Y mi reto favorito sin lugar a duda es el Mapeo de datos al servicio de la humanidad y por ello, le he asignado una categoría y un color únicos, turquesa. Al final para mí es importante que lo que hagamos aporte valor a estos bichitos que andamos por el sistema terrestre, y esto implica que entendamos mejor el mundo que nos rodea, tomemos mejores decisiones para el bien del planeta y para nuestro propio bienestar (en el diagrama de UC Berkeley encontraréis el bienestar y la calidad de vida humana en el centro). Considero que es posible compaginar la calidad de vida humana con la calidad de los sistemas en los que vivimos, es más, diría que es clave para nuestro bienestar.

Menos mal que este viernes ya es el hackathon, si no, a saber qué más nudos mentales me hago.

Let the party begin!

El mapa mental con la clasificación 2.1

PD: Dejo de nuevo los comentarios abiertos para conocer vuestra opinión al respecto y/o que me corrijáis errores.

Imagen destacada: https://pbs.twimg.com/media/Evu4Gb_VkAMEvgq?format=jpg&name=900×900

¿Qué es un proceso óptimo?

Imagen de Tim Mossholder en Unsplash

Mientras converso con diferentes personas sobre las cuestiones que me mueven y lo que busco aportar a través de los itinerarios de metainnovación, me van surgiendo nuevas preguntas y la que quiero explorar hoy es la pregunta qué es un proceso óptimo.

Esta pregunta me surgió tras una conversación alrededor de la innovación, tal y como yo la entiendo, y que para mí va más allá de una optimización de procesos. Lo primero que me pregunté fue qué es eso de la optimización de procesos en el mundo de los negocios y en especial de las nuevas tecnologías.

Esta descripción me parece bastante acertada:

“¿Qué es la optimización de procesos?

La optimización de procesos es la disciplina que se encarga de adaptar los procesos para optimizar sus parámetros, pero sin infringir sus límites. Generalmente, tiene como objetivos minimizar costos y maximizar el rendimiento, la productividad y la eficiencia.

¿Qué es la optimización de procesos de negocio?

La optimización de procesos de negocio es la práctica que tiene como objetivo aumentar la eficiencia de una compañía a través de la perfección de sus procesos haciendo un mejor uso de sus recursos. Esta práctica forma parte de BPM (Business Process Management), también conocido como gestión de procesos de negocios.

De esta forma, la optimización de procesos de negocios puede, por ejemplo, crear estrategias para perfeccionar los flujos de trabajo, optimizar la comunicación, prever cambios y eliminar redundancias.

En términos generales, la gestión y optimización de procesos es un pilar muy importante para la transformación digital de todas las empresas.”

(Fuente: https://www.sydle.com/es/blog/que-es-optimizacion-de-procesos-6126ac39b060f57604039a57)

Paralelamente a esta descripción me encontré también con descripciones provenientes de otras fuentes y relacionadas con el modelado de procesos usando la técnica IDEF0 y desde la visión de la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad (EFQM): “Según EFQM, se entiende por proceso a la organización de personas, materiales, equipos y procedimientos en actividades de trabajo diseñadas para generar un resultado específico”.

Y además me encontré este fantástico diagrama sobre la “horizontalización” de la gestión que resulta, según la siguiente figura del enlace anterior, en un valor añadido.

(Fuente: https://www.murciasalud.es/recursos/ficheros/260542-Murcia-oeste.pdf)

Ahora bien, como persona con esa deformación profesional en humanidades e idiomas, mi pregunta que encabeza este post busca esclarecer lo que podemos entender por valor añadido que para mí está relacionado con mi pregunta sobre lo que es un proceso óptimo.

Mi primera visita en estos casos siempre pasa por el Diccionario de la Real Academia Española:

Óptimo:

Sumamente bueno, que no puede ser mejor.

Proceso:

1. m. Acción de ir hacia delante.

2. m. Transcurso del tiempo.

3. m. Conjunto de las fases sucesivas de un fenómeno natural o de una operación artificial.

Mi reformulación es que un proceso óptimo es “Un conjunto de fases sucesivas de una operación que va hacia delante en el tiempo y que resulta en algo sumamente bueno, que no puede ser mejor”.

En la primera descripción sobre la optimización de procesos el resultado para los negocios es que se mejore el uso de los recursos, se minimicen costos y se maximicen el rendimiento, la productividad y la eficiencia. Pero esto es simplificar lo que pasa en organizaciones. El diagrama del modelo EFQM y sus ocho conceptos fundamentales o principios clave de gestión que conducen al éxito sostenible es quizá un poco más completo:

  • Añadir valor para los clientes
  • Crear un futuro sostenible
  • Desarrollar la capacidad de la organización
  • Aprovechar la creatividad y la innovación
  • Liderar con visión, inspiración e integridad
  • Gestionar con agilidad
  • Alcanzar el éxito mediante el talento de personas
  • Mantener en el tiempo resultados sobresalientes

Unos días después de la primera conversación tuve otra, con otra persona, con respecto a las medidas que suelen mencionar para hacer frente al cambio climático y que se centran en la adaptación y la mitigación.

Lo que veo es que estamos en constante cambio para mejorar lo que hacemos y que hay diferentes enfoques y perspectivas. Lo que me planteo con respecto a todas las iniciativas, enfoques, modelos, es que añadir valor o crear algo que sea sumamente bueno no sólo quede reflejado en un resultado final para un tipo de colectivo, como en el modelo anterior, el valor para clientes o en el modelo de la optimización, en aspectos de eficiencia, sino que, ya que nos metemos en un proceso de cambio y de mejora, busquemos que el resultado sea óptimo para todas las partes implicadas.

Además de los modelos de optimización y mejora, existen iniciativas que buscan la multi- e interdisciplinariedad, integración de diferentes voces y experiencias, tanto a nivel científico (un ejemplo que me gusta mucho: http://embers.cybershare.utep.edu/ ) como a nivel de diferentes colectivos (otro ejemplo https://www.climate-kic.org/programmes/deep-demonstrations/).

https://www.climate-kic.org/wp-content/uploads/2023/03/EIT-Climate-KIC-Ireland-Land-Agri-Food-Systems-Map.pdf

Los ingenieros especialistas en optimización sin duda tienen un conocimiento muy válido y necesario para llevar a cabo la optimización de procesos en pos de la eficiencia y de la transformación digital, pero la idea de algo sumamente bueno, que no puede ser mejor, a mi entender trasciende esa definición. Lo que diferentes colectivos o expertos pueden entender como “óptimo” en relación con lo que significa valor añadido o un resultado satisfactorio y lo que podemos entender como individuos o grupos como “óptimo” en cuanto a la experiencia, vivencias y el valor que éstas aportan a nuestras vidas es algo que proporciona matices importantes para trascender e incluso mejorar procesos óptimos, aunque desde una perspectiva aislada y desde el significado de “óptimo” eso sea una paradoja.

Mi mirada a los retos del hackathon Space Apps Challenge

Como mencioné en la entrada anterior me apunté al hackathon de la NASA para contribuir a los retos que proponen. Empecé a explorar los retos y las categorías propuestas y saltaron chispas de mi cabeza al ver esa categorización. Así que le he dado una vuelta aplicando mi enfoque que espero os pueda ayudar un poco más a la hora de decidir si os interesa participar y qué reto elegir según vuestras experiencias, motivaciones y vuestro conocimiento.

Ya hablé de las dos categorías propuestas, que son la Dificultad del reto y los Temas. Sin duda son dos categorías muy importantes. Por un lado, la categoría de Dificultad nos da información sobre la complejidad relacionada con cuestiones técnológicas y científicas. Por otro lado, la categoría de Temas para mí se puede subdividir de la siguiente forma:

  • Arte
  • Juegos
  • Hardware
  • Software
  • Astrofísica
  • Clima
  • Exploración espacial
  • Planetas y lunas
  • Sol
  • Tierra
  • Ciencia abierta
  • Diversidad y Equidad

Si os fijáis en la primera columna, se hace referencia al soporte que tendrá la solución creada. Esto nos puede dar una idea sobre el tipo de mentes que deberían estar presentes en este tipo de retos. Si además lo unimos a la cuestión de la Dificultad técnica, nos puede ayudar a elegir o descartar retos demasiado complejos. No obstante, yo a veces soy un poco pejiguera y me encantaría ver equipos muy diversos. Pero es verdad que las horas de un hackathon son limitadas y si os metéis en un equipo con un conocimiento técnico avanzado sin tener nociones, os vais a hacer la vida imposible a vosotra/os misma/os y al equipo.

En la segunda columna están las temáticas más específicas relacionadas con el trabajo de la NASA y el conocimiento o el interés al respecto. Así que podéis usar estas etiquetas según vuestra inquietud.

Ahora bien, una de las cuestiones principales que a mí me ha llamado la atención es la finalidad de la solución que se creará durante del hackathon. A mi entender, hay dos categorías principales:

  • La vida en la Tierra
  • La vida en el espacio

En lo que concierne la categoría de La vida en la Tierra, se busca comprender mejor diferentes aspectos y usar la tecnología y los datos que proporcionan la NASA y otros organismos colaboradoras para elaborar información que ayude a mejorar la vida en este planeta.

Con respecto a la categoría de La vida en el espacio, hay temáticas que buscan entender ciertos aspectos de lo que pasa en el espacio y que aún nos quedan por explorar, así como optimizar las misiones, pero también hay algunos retos que exploran la posibilidad del momento en el que las personas lleguemos a movernos por allí como Pedro por su casa.

La tercera columna me ha dado un poco de dolor de cabeza porque no encuentro correlaciones desde mi punto de vista (evidentemente les escribiré a los organizadores para indagar), sobre todo por lo que se refiere a la etiqueta de Diversidad y Equidad, quizá sea porque para mí esta es una de las cuestiones fundamentales en lo que se refiere a la configuración de equipos y no veo correlación en cuanto al tipo de resultados que se esperan, de lo que hablaré a continuación. Y la cuestión de la Ciencia abierta también es muy importante para mí, por lo que casi que también habría puesto la etiqueta a todos los retos.

Mi clasificación y categorías adicionales

Veamos a qué me refiero con los resultados que se esperan. Ya he mencionado la finalidad más trascendental que se refiere a aportar valor a la vida en la Tierra o a la vida en el espacio. Pero hay otras dos cuestiones que tienen que ver con el resultado: el producto que se creará y el público objetivo que usará ese producto o solución. El producto suele tener un soporte tecnológico, como puede ser una aplicación o visualización de datos, o artístico-creativo, como un juego o una historia. Esto ya lo he mencionado en relación con los temas de la primera columna. Los dos tipos de público objetivo principales son la comunidad técnico-científica y la ciudadanía.

Teniendo en cuenta estos parámetros, yo me mantengo en mis trece (y en mi dispersión… acabo de encontrar esta información sobre la expresión que acabo de usar) que necesitamos a personas con perfiles diferentes y con el conocimiento y las habilidades para crear ese tipo de soluciones y resultados. Dadas las categorías anteriores, considero que es importante contar con personas que tengan tanto el conocimiento técnico-científico como las habilidades creativas pertinentes así como una motivación e inquietud personales que han ido forjando su visión sobre el mundo y quizá pueda ser importante para configurar nuevas perspectivas e historias.

Así que, antes de iros a la tabla que incorpora las categorías que he añadido, considerad las siguientes preguntas:

¿Cuáles son vuestras fortalezas? Si habéis explorado los retos según las categorías de Dificultad y Temas, deberíais tener una noción de vuestros intereses así como el conocimiento técnico, habilidades creativas y mente inquieta inherentes a vosotra/os y que pueda aportar valor a los retos. Pero, por si acaso, os planteo algunas preguntas para que lo tengáis más claro:

  • ¿Os motiva contribuir a un producto final con una alta calidad tecnológica y rigor científico-técnico?
  • ¿O sois del grupo de creativos disruptores y queréis contribuir a crear un producto con un alto componente creativo-artístico?
  • ¿O sois más del grupo de mentes inquietas y os encantaría aportar una mirada diferente sobre el reto planteado y el mundo y el espacio que nos rodean, pero no sois ni supertecnólogos ni supercreativos?

Ahora os invito a considerar vuestras fortalezas y vuestra motivación de acuerdo a las dos categorías que he añadido:

  • Público objetivo: ¿Os parece más importante ayudar a la comunidad técnico-científica para que pueda avanzar y comprender mejor nuestro mundo? ¿O a lo mejor os ilusiona más que la ciudadanía de a pie tenga más y mejor información?
  • ¿Queréis contribuir primordialmente a mejorar la vida en la Tierra o la vida en el espacio?

Muchos de los retos combinan diferentes combinaciones de las cuatro categorías, por lo que hay un amplio abanico de posibilidades. Espero que el hecho de tener en cuenta estas preguntas no solamente os ayudará a motivaros a la hora de participar en el hackathon, sino que además, una vez en el ajo y conociendo los diferentes perfiles, motivaciones, conocimientos y habilidades que caracterizan a cada integrante del equipo, os será más fácil navegar la experiencia.

Ah, y hay premios oficiales, por si necesitáis algún aliciente más:

  • El equipo ganador de Valencia podrá disfrutar de una visita guiada a Galáctica, el primer parque de Europa que combina divulgación sobre Astronomía y observación del cielo nocturno para todos los públicos, ubicado en Arcos de las Salinas, Teruel.
  • Los 2 proyectos ganadores de cada ciudad serán juzgados por un comité global de la NASA en el que competirán con má de 200 ciudades de todo el mundo, los ganadores quedarán invitados a un lanzamiento espacial desde el “Kennedy Space Center” de Cabo Cañaveral. 
https://www.spaceappsvalencia.es/2023/

Ale, ya os dejo explorar la tabla que incorpora las cuatro categorías, las dos oficiales y las dos adicionales creadas por mí.

Si os interesa explorar más las soluciones creadas en anteriores ediciones del hackathon, en este enlace  https://www-2022.spaceappschallenge.org/ se incluye información a pasados eventos, participantes y proyectos ganadores.

Por último, os recomiendo también estar pendiente del siguiente enlace https://www.spaceappschallenge.org/resources/ donde se irá compartiendo material importante para la participación en el evento.

Os leo en los comentarios. ¿Os ha ayudado esta clasificación? ¿En qué localidad vais a participar? ¿Qué elementos son los que más os motivan? Y también escribidme si he metido la pata en algún momento a la hora de asignar las categorías o si consideráis que se puede mejorar la clasificación.

Me he apuntado al Space Apps Challenge de la NASA

Estoy muy ilusionada. En Valencia del 6 al 8 de octubre de este año 2023.

Claro, esto se lo cuento a muchas de mis amistades y me miran con cara de “mí-no-entender” o “vale, pero no tienes ni idea de programación”. Y yo me emociono aún más. No, no tengo ni idea de programación, solo mucha curiosidad. Y las caras de “mí-no-entender”, las entiendo. Y ahora que ya estoy apuntada y estoy explorando los retos que la NASA invita a los participantes resolver, lo entiendo aún más.

Yo me he apuntando desde mi particular motivación de ser parte de los procesos que usan las nuevas tecnologías para aportar valor al mundo y desde mi experiencia en buscar soluciones a los retos del siglo XXI. En lo que respecta los retos que propone la NASA, en algunos casos podemos reconocer ciertos elementos familiares porque se refieren a cuestiones que están emergiendo en nuestro entorno y para mí están muy cerca de muchos de los retos que he ido explorando. No obstante, ni yo ni muchas de las personas que conozco usamos ese mismo lenguaje que usa la NASA a la hora de explorar cómo la tecnología que se emplea en la NASA puede contribuir a generar posibles soluciones.

Así que lo primero que he hecho es traducir los retos que presentan al español (para disminuir la carga cognitiva que pueda causar leerlos en inglés, y con las siglas y las cositas tan especiales de la NASA). Y más adelante os iré compartiendo mis reflexiones para explicar todas las oportunidades que veo que tiene es hackathon… ¿¿hacka qué?? Un Maratón de Hackers, pero, como digo siempre – y los organizadores del hackathon también lo dicen -, necesitamos muchas mentes diferentes para afrontar los retos que nos rodean.

Veamos primero qué es exactamente y dónde podéis participar

Aquí un resumen: “El Space Apps Challenge es un hackathon global de 48 horas promovido de la Nasa y apoyado por 13 agencias espaciales de todo el mundo. Está orientado a personas con distintas habilidades y capacidades de todas las edades y niveles de estudios. Los retos son muy variados involucrando desde el desarrollo de software pasando por la ciencia de datos o la redacción de contenido hasta la creación de historias. En este hackathon participan más de 187 ciudades alrededor de todo el mundo simultáneamente. Los equipos crearán aplicaciones móviles, software, hardware, visualizaciones de datos y soluciones para plataformas frente a desafíos diseñados directamente por la NASA para contribuir a misiones de exploración del espacio y ayudar a mejorar la vida en la tierra”. (Fuente: https://www.spaceappschallenge.org/2023/locations/valencia/)

Y aquí un poco más de miga, explicado por los organizadores en https://www.spaceappschallenge.org/about/

El Desafío Internacional de Aplicaciones Espaciales de la NASA (Space Apps Challenge) es un hackathon internacional para codificadores, científicos, diseñadores, narradores, creadores, makers, tecnólogos e innovadores. Durante el hackathon, equipos de ciudades de todo el mundo utilizan los datos abiertos y gratuitos de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) y sus socios de agencias espaciales para abordar problemas del mundo real en la Tierra y el espacio.

Space Apps busca inspirar la colaboración, la creatividad y el pensamiento crítico. Nuestra misión es aprovechar este interés para fomentar el crecimiento y la diversidad de la próxima generación de científicos, tecnólogos, diseñadores, narradores e ingenieros.

Desde su inicio en 2012, el Desafío Internacional de Aplicaciones Espaciales de la NASA ha involucrado a más de 220.000 personas de más de 185 países/territorios en el uso de datos abiertos de la NASA para crear soluciones innovadoras a los retos que enfrentamos en la Tierra y en el espacio.

¿Cómo se desarrollará el hackathon?

Cada año, durante dos días, las personas inscritas al Space Apps Challenge de todo el mundo se reúnen en cientos de eventos locales virtuales y presenciales para resolver los retos presentados por expertos de la NASA. Los participantes forman equipos de uno a seis miembros y, durante el transcurso del evento, cada equipo desarrolla un proyecto para abordar el reto elegido. Después del hackathon, los expertos de la agencia espacial juzgan los proyectos presentados y los ganadores son seleccionados para optar a uno de los 10 premios globales.

La experiencia Space Apps Challenge brinda la oportunidad de explorar datos abiertos, aprender nuevas habilidades, establecer contactos con personas inquietas en todo el mundo y trabajar para resolver problemas del mundo real en la Tierra y el espacio.

No hay ningún costo para participar en el Space Apps Challenge. Space Apps se compromete a proporcionar un entorno seguro, productivo, profesional, accesible y equitativo para cualquier persona interesada en utilizar los datos y la experiencia de la NASA y las agencias espaciales asociadas para trabajar en soluciones a los desafíos en la Tierra y el espacio.

En el siguiente enlace podéis encontrar todos los sitios donde se celebrará el hackathon de manera simultánea a nivel mundial: https://www.spaceappschallenge.org/2023/locations/ y donde tenéis que registraros. Yo estaré en Valencia, que tiene su propia web: https://www.spaceappsvalencia.es/2023/

Bien, sigamos con los retos

Los podéis encontrar en https://www.spaceappschallenge.org/2023/challenges/

https://twitter.com/SpaceApps/status/1694741678047834306/photo/1

Sí, están en inglés. Sí, le podéis dar al botón de traducir página y os saldrá algo medio decente por si os asusta eso. Yo me he currado la traducción un poco más, poquito solo, porque yo quería entender mejor de qué trataban los retos.

Ah, y sí, la solución y la información que produzcáis durante el hackathon deberán estar en inglés porque se celebra a nivel global. Pero como profesora con más de 15 años de experiencia en la enseñanza de idiomas, os digo que ese es el menor de los retos. Os invito a participar porque yo sé que sabéis más inglés del que creéis y la inmersión es una de las mejores formas para practicar y mejorar nuestras habilidades.

Los retos en español

A continuación, vais a encontrar una vista de una tabla que he creado en Airtable para compartir los retos traducidos al español y para que la podáis usar para explorar e indagar en ellos.

Cositas en las que fijaros

Tipo de perfiles y capacidades

En la presentación al hackathon, hay una lista de perfiles a los que se invita a participar que son: codificadores, programadores, científicos, diseñadores, narradores, creadores, makers, builders, constructores, tecnólogos, ingenieros e innovadores.

¿No os encontráis en la lista? Voy a ver si la amplío un poquito ya que la categoría más representada es lo que el pueblo llano llama “informáticos”. Y yo los adoro, de verdad, pero es necesario combinar sus habilidades con las de otros tipos de mentes.

  • Empecemos con la etiqueta de innovadores. Se suele relacionar mucho con las nuevas tecnologías, pero yo la relaciono principalmente con mentes inquietas.
  • Luego está la etiqueta de los makers, constructores, creadores o builders, que para mí además se refiere a artesanos, personas con habilidades manuales y de expresión artística de todo tipo.
  • Los storytellers, que el traductor Google llama “narradores”, incluye para mí también a personas con una sensibilidad para el lenguaje y los idiomas (que es una de mis deformaciones profesionales), o el marketing, la publicidad, y nuevamente todo tipo de artes visuales y artísticas.
  • Y los científicos. Veréis que hay muchos retos relacionados con ciencias de la tierra, evidentemente también lo que pueden ser ciencias exactas y ciencias naturales. Pero no nos olvidemos de las ciencias sociales ni de las humanidades, considero que todas tienen cabida y pueden ser una clave para la innovación de los proyectos que vayan a desarrollarse durante el hackathon. Y además incluiría también un perfil muy querido por mí, docentes de todas las etapas y de todas las disciplinas para aportar su parte de ingenio.
  • Pero sobre todo considero que es importante integrar todo tipo de mentes ya que como he mencionado los temas que se tratan nos incumben a todos y a menudo se busca que la información y las soluciones que se generen sean accesibles y comprensibles para todo el mundo, y, por ende, considero que es importante que se unan personas con diferentes conocimientos y habilidades para enriquecer estas soluciones.

Categorías establecidas por la NASA

En cada reto veréis dos tipos de etiquetas, la de dificultad y la de temas, que podéis usar para navegar los retos, filtrarlos y decidir cuál os llama más la atención.

Empecemos con la dificultad de los retos que son pocos: Principiante/Jóvenes, Intermedio y Avanzado.

En principio, estas etiquetas os pueden orientar en cuanto al tipo de conocimiento técnico que se necesita. Es una buena primera opción para explorar los retos si no sois «informáticos». Podéis fijaros solamente en aquellos retos de la categoría Principiante/Jóvenes para ir acercándoos al maravilloso mundo de la NASA.

La otra categoría es la de temas que son los siguientes:

  • Arte
  • Astrofísica
  • Ciencia abierta
  • Clima
  • Diversidad y Equidad
  • Exploración espacial
  • Hardware
  • Juegos
  • Planetas y lunas
  • Software
  • Sol
  • Tierra

Los filtros de la web de la NASA para el Space Apps Challenge

Empecemos primero por mencionar el filtro de la web original https://www.spaceappschallenge.org/2023/challenges/ . Pinchando en el icono del filtro se abrirá una pestaña donde aparecen los niveles de dificultad y los temas. Si seleccionáis alguno de ellos, os irán apareciendo los retos de acuerdo a las condiciones elegidas. En el caso de este filtro, lo que os aparecerá serán todos los retos que tengan alguna de las opciones que hayáis pinchado.

Los filtros de Airtable

Si nos vamos a la galería creada en Airtable y pincháis en Filter (paso 1) y en Add condition (paso 2) y seleccionáis de la lista de opciones la Dificultad (paso 3), os dará un desplegable de filtros que podéis usar:

  • Has any of…
  • Has all of…
  • Is exactly…
  • Has none of…
  • Is empty…
  • Is not empty…

Paso 1

Paso 2

Paso 3

La primera de las opciones Has any of es la misma que ofrece el filtro de la web de Space Apps Challenge, es decir, os aparecerán todos los retos con alguna de las opciones seleccionadas.

Los niveles de dificultad de los retos

Veamos ahora qué resultados nos darán las diferentes opciones para los niveles de Dificultad. En la siguiente imagen podéis ver el desplegable las opciones ya mencionadas en la entrada anterior: Principiante/Jóvenes, Intermedio y Avanzado.

Has all of: es interesante a partir de dos opciones, por ejemplo, podéis seleccionar Principiante e Intermedio para la Dificultad y os aparecerán todos los retos que incluyan estas dos opciones juntas.

Is exactly: os dará sólo los retos que contenga esta opción exactamente. En el caso de la dificultad, si seleccionáis sólo Principiante, os dará solo los retos para Principiantes. Pero también podéis combinarlo con otros niveles de dificultad, y en ese caso, os dará todos los retos que tengan esa combinación exacta de opciones elegidas.

Has none of: a lo mejor os interesan retos de dificultad avanzada, en ese caso podéis usar esta opción, y se excluirán de las opciones que se muestran los retos con ese nivel de dificultad.

Is empty: os devolvería los retos sin ninguna categoría asociada. Este no es el caso aquí, todos los retos tienen al menos un nivel de dificultad. En lo que respecta los temas, todos menos uno tienen también etiquetas para los temas. El reto que no tiene temas asociados es el de crear vuestro propio reto.

Is not empty: no lo vais a necesitar aquí porque como acabo de mencionar sólo hay un reto que no tiene categoría asociada en la opción de Temas, el resto de retos tiene categorías asociadas por lo que los resultado que os devolverá Airtable en este caso son casi todas las opciones y lo que yo os invito a hacer es investigar para descubrir retos de vuestro interés.

Estos mismos filtros los podéis aplicar a la categoría de Temas. Dependiendo de vuestras inquietudes, los podéis explorar, eligiendo los temas que más os interesan o excluyendo los temas de los que os faltan nociones.

Creo que con esto ya tenéis suficiente información para empezar a indagar y aprender un poquito sobre los retos que nos rodean, la perspectiva de la NASA en cuanto a cómo resolverlos y posiblemente cómo ser parte de la solución.

Gestión de procesos y la innovación impulsada por las personas en empresas

A continuación incluyo una simplificación de una organización y las operaciones o procesos que se desarrollan en su seno. Estas operaciones, en empresas grandes, pueden estar distribuidas por departamentos y, en organizaciones más pequeñas, un departamento o equipo puede desempeñar varias de estas operaciones a la vez. Cada proceso a su vez está compuesto por diferentes actividades y tareas.

Pero supongo que sois conscientes de que muchos de estos procesos se llevan a cabo al mismo tiempo e incluso dependiendo entre ellos, por lo que una representación más realista puede ser la siguiente donde se distinguen los procesos relacionados con las áreas de gestión esbozadas arriba y asignados a personas diferentes.

Cuando se busca la metainnovación, una metodología interesante es el el modelado de procesos. El modelado de procesos se centra en representar, como he hecho arriba, los procesos principales de una organización. A través del proceso mismo de diagramar las operaciones de una empresa se puede detectar mucha información relevante para introducir mejoras. Si además se pone el foco en las personas, su experiencia de las actividades y de las tareas a ejecutar, su conocimiento profesional y un espectro amplio de sus competencias se llega a detectar un número aún mayor de elementos que pueden ser aprovechados para la innovación, el cambio y la colaboración.

El resultado final de un análisis basado en la metainnovación son operaciones innovadas que tienen en cuenta las particularidades de los procesos y la idiosincrasia de las personas que los desarrollan.

Postdata

A veces, no obstante, nos parece que una representación más correcta de los procesos sería:

Ahora bien, una experiencia de metainnovación integra también variables de cognición y de percepción humanas; es la parte invisible de nuestro procesamiento de la realidad la que nos puede dar claves cruciales para mejorar un proceso.

Y no es lo mismo tener un plan que incorpora los aspectos humanos que no tener un plan.

Imagen destacada: Lili Popper en Unsplash

Redes sostenibles

Esta vez la invitación para compartir reflexiones venía con un sabor agridulce por el anuncio del fin de la revista. Coincide además con esta época de propósitos de año nuevo y, en mi caso, con una colaboración que empezó hace dos años. Dos años de constante cambio externo y transformación interna, de observación del mundo que nos rodea y de profunda introspección para darle sentido a lo percibido y lo experimentado en tantas instancias.

En ese proceso de aprendizaje intento siempre sintetizar al máximo y ver el potencial de los sucesos para generar algo nuevo y más inspirador. Y en esta ocasión voy a combinar los últimos conocimientos que estoy adquiriendo con el punto final de este proyecto que ya anticipo en el título del artículo: Redes sostenibles. Una de las cuestiones que estoy explorando es el pensamiento sistémico y dentro de ello el análisis y la creación de redes ecológicas y sociales, cómo interactúan especies en la naturaleza y cómo interactuamos los seres humanos en nuestras diferentes configuraciones sociales con ese entorno. Una red sostenible suele ser una red integrada por diversidad de especies que interactúan de forma simbiótica.

La disolución de esta revista es una noticia dolorosa, sin duda, y conllevará un proceso de duelo, sobre todo para aquellas personas más implicadas. Un aspecto de los procesos de duelo que me fascina es su gran potencial de transformación. Nos transformamos porque algo que creíamos esencial para nuestra identidad desaparece y como seres que nos adaptamos para sobrevivir buscamos nuevas formas de hacerlo y de allí empieza a surgir la transformación. En un primer momento todas las personas que han intervenido aquí podemos quedarnos desamparadas… pero si algo sé de mí, y de las compañeras con las que he podido coincidir, es que hay un compromiso que va más allá de cualquier proyecto puntual.

Por ende, este fin es en realidad una preciosa oportunidad para crear nuevas redes, redes sostenibles en las que las voces que se han reunido aquí se incorporan en nuevos proyectos, foros diferentes donde resulta crucial contar con diversas perspectivas para crear un mundo más resiliente. Al mismo tiempo, es un ejercicio de resiliencia personal, de seguir aprendiendo a aceptar los cambios y adaptarnos, siempre dentro de unos límites que conforman en cierta manera nuestra esencia. El compromiso de las personas que han formado parte de este proyecto es ante todo un rasgo personal con múltiples matices forjados por las experiencias de la vida, y también es un impulso a menudo más grande que nosotras mismas que nos sigue motivando, guiando y empujando a explorar nuevos horizontes.

Agradezco poder haber recorrido esta senda en compañía de tantas personas comprometidas con una causa hacia un mundo más justo, inclusivo y equitativo, y espero seguir inspirándome por sus futuras aventuras, y prometo igualmente seguir explorando las mías. ¡Buen camino!

Artículo escrito para la Revista digital Con la A, nº 85 enero 2023, último número, https://conlaa.com/redes-sostenibles/ | Imagen de  Tara Scahill en Unsplash

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad